EQUILIBRA TUS  CHAKRAS  MEDIANTE  EL  COLOR

Los  chacras son  estructuras  energéticas  muy  importantes  que habitualmente  no  podemos  observar, y  que  ubicamos  en  lugares  concretos que  debemos  conocer  para   que  la  efectividad  de  nuestro  trabajo  sea  la máxima  posible. 


Desde  una  prospectiva  espiritual  , una  definición  de  chacras  podría  ser  la  que  son  templos  de  nuestra  alma. Desde  el  punto  de  vista  intelectual, consideraremos  a  los  chacras  como   ruedas  de  energía,  centros  vitales  o  procesadores  energéticos.


La  luz  blanca  penetra  en  nosotros  a  través  de  nuestra  aura .Cada  uno de  los  siete  rayos  que  componen  la  luz  blanca impregna  cada  uno  de  nuestros  centros  vitales  o  chacras  con la  cualidad  energética  que  le  es  propia. Cada  chacra  absorbe  básicamente la  energía  vital  del  rayo  de  vibración, del  rayo  del  color  que  le  corresponde. Este  fenómeno  se  produce  tanto  en  el  plano  material  como    en  los  planos  de  conciencia  superiores
Los  chacras  son  los  canales  que  hacen  circular  nuestra  energía   entre  nuestra  parte mas  etérica y  el  cuerpo  físico. Este  trasvase  energético    posibilita  nuestras  intuiciones, pensamientos,  sentimientos, sensaciones  deseos  e  impulsos.

El  equilibrado  de  los  chacras  mediante  el  color, es  de  vital  importancia,  ya  que  ya  que  actúan  como   amortiguadores, sensibilizadores,  receptores,  y  transmisores  energéticos, a  la  vez  que  reflejan  el  estado  de  desarrollo  y  la  experiencia  anímica  personal.

Es  muy  adecuado  intervenir  con   el  color  sobre  los  chacras  en  el  tratamiento  de  enfermedades  crónicas  y  difíciles,  así  como  para  la  descontaminación  física  , astral  o  emocional
Todos  los  chacras  están  interconectados  y  hay  circuitos  energéticos  entre  ellos que  nos  permitirán  el  intercambio  de la  energía  que  nos  da  el  color.
Los  circuitos  energéticos  más  importantes son  aquellos  que unen  chacras  que  procesan  energías  complementarias. Estos  son:
Circuito  violeta-amarillo
Circuito azul  -naranja
Circuito verde-rojo

El mal  funcionamiento  de uno  de  los  chacras  puede  llevar  a  un  debilitamiento   energético  del  chacra  de  la  energía  de  color  complementario, ya  que  se  produce  una  transmutación  energética .Como  ejemplo  podríamos  decir  que  un  exceso  de  actividad  mental  intelectual  activa excesivamente  el  plexo  solar y  esto  puede  llevar  a  que  se  gaste  más  amarillo  del  que  se  dispone, y  esta  situación  puede  originar  problemas  en el  sistema  nervioso, que  está  relacionado  con  el  séptimo  chacra y  el  color  violeta,  del  que  empezaría  a  ser  deficitario  al  transmutarse  en  color  amarillo, ya  que  sería  requerido  por  el  tercer  chacra, al  que  se  le  está  pidiendo  una  respuesta  mayor  de  la  que  puede  asumir. 

Esta  interconexión  de  chacras  nos  hace  pensar  que  no  tenemos  unos  chacras  más  importantes  que otros,  ni  unos  funcionamientos   psicológicos  más  importantes  que  otros  ni  que  nuestro  componente  espiritual  este  por  encima  del  material  o  viceversa.
Todos  tenemos  una  manera  interna  de  ser. Podemos  decir que  internamente  vibramos  a  una  longitud  de  onda  determinada  que  podemos  identificar  con  la  vibración  de  uno  de  los  siete  colores.
Este  color  interno  nuestro,  que  forma  parte  de  nuestra  esencia,  es  el  que  nos  predispone  a  actuar  de  una  determinada  forma,  de  una  determinada  característica, pero  no  debemos  descuidar  las  otras  facetas  que  vendrían  representadas  por  el  resto  de  los   colores  y  que  también  son  partes  integrantes  de  nuestro  ser. 

Pudiera  ser  que  fuésemos   personas  a  las  que  les  gustase   realizar  actividades  deportivas , que  tuviésemos  una  vida  sexual  activa y  que  realizásemos   un  trabajo  intelectual  intenso  ,  pero  que  no  estuviéramos  sensibilizados  en  el  desarrollo  de  nuestras  facultades  psíquicas, ni  viésemos  la  necesidad  de  fomentar  nuestro  desarrollo  espiritual. En  este  caso  estaríamos haciendo  funcionar  de  una  manera  muy  intensa  nuestros  chacras  inferiores,  que  nos  aproximarían  más  a  lo  terrenal, descuidando  los  superiores. Si  por  el  contrario  , fuésemos  personas  sujetas  continuamente  a  experiencias  psíquicas y  estuviésemos  excesivamente  inclinados  a  considerar  todo  lo  espiritual,  olvidando el  cuidado  del  cuerpo y  el  ejercicio  físico,  estaríamos   funcionando  con  los  chacras  superiores y  no  prestaríamos  a  los  inferiores  la  atención  que  se  merecen .En  ambos  casos se  darían  desequilibrios que  se  reflejarían  en  todos  los  niveles,  con  problemas  físicos  insatisfacciones,  fanatismos, y  dificultades  en  la  relación. 

Todo  esto  es  muy  importante  para  darnos  cuenta  de  que  la  armonización  energética por  y  a  través  de  los  colores es  algo  muy  importante  a  tener  en cuenta  para  nuestro  bienestar  físico  , psicológico  y  espiritual
Hemos  de  examinar cómo  está  la  energía  dentro  de  cada  chacra,, si  hay  un  exceso o  falta  de  energía,  si  está   bloqueada .observaremos  si  hay  un  predominio  de  los  chacras  superiores  o  inferiores, atenderemos    el  color  que  predomina  en  cada  uno  de  ellos, lo  más  normal  es  que   tenga  mayor  peso el  color  propio  de  cada  chacra, pero  hemos  de  tener  presente  que  en  cada  chacra   están  incluidos  todos  los  colores   y  a  veces  alguno  de  ellos  destaca  sobre  el  que  debe  tener  mayor  magnitud en  cada  chacra.

A  modo de  ejemplo,  si en  el  chacra  que  le  corresponde  el  color  amarillo predominara  el  color  azul,  probablemente  nos  encontraríamos  con  digestiones  pesadas,  motivadas  por  movimientos  peristálticos del  estomago  más  lentos  que  lo  habitual.
Es  pues  necesario   revisar  los  colores  de  cada  chacra  y  su  intensidad. Aumentando  o  disminuyendo  la  intensidad  del  color  según  la  necesidad, en  esta  tarea  la  arte terapia, nos  puede  ayudar    ,introduciendo  a  través  de  la  retina y  nervio óptico  la  vibración  de  cada  color en  nuestra  computadora  particular, llamada  hipotálamo desde  donde  se  distribuirá  a  cada  chacra.

Nombre: Montse Arnal
Ciudad: Sitges (Barcelona)